■ Perú, elecciones 2021-compilación de textos

■ Perú, elecciones 2021-compilación de textos

PRESENTACIÓN

El problema de si al pensamiento humano se le puede atribuir una verdad objetiva, no es un problema teórico, sino un problema práctico. Es en la práctica donde el hombre tiene que demostrar la verdad, es decir, la realidad y el poderío, la terrenalidad de su pensamiento. El litigio sobre la realidad o irrealidad de un pensamiento que se aísla de la práctica, es un problema puramente escolástico.
[…]
La coincidencia de la modificación de las circunstancias y de la actividad humana sólo puede concebirse y entenderse racionalmente como práctica revolucionaria.
[…]
La vida social es, en esencia, práctica. Todos los misterios que descarrían la teoría hacia el misticismo, encuentran su solución racional en la práctica humana y en la comprensión de esta práctica.
[…]
A lo que más llega el materialismo contemplativo, es decir, el materialismo que no concibe la sensoriedad como actividad práctica, es a contemplar a los distintos individuos dentro de la «sociedad civil».
[…]
El punto de vista del antiguo materialismo es la sociedad «civil»; el del nuevo materialismo, la sociedad humana o la humanidad socializada.
[…]
Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo.
                                                                                                                 Extractos de Tesis sobre Feuerbach Marx, 1845.
[La cursiva y el entrecomillado, es del original.

La prensa, la agitación y propaganda a favor de la ideología del proletariado peruano, sirven a formar opinión pública y a socavar la esencia del viejo Estado reaccionario; del mismo modo, deslindar campos, desenmascarar y combatir implacablemente al revisionismo y al oportunismo de todo pelaje son tareas insoslayables dentro de la tarea de movilizar, politizar y organizar el avance de las masas hacia la consecución de la meta trazada por la clase más avanzada y última de la historia: el proletariado. En un ámbito internacional en el que monopólicas compañías tecnológicas, como Apple, Microsoft, Google, Amazon y Faceboock, han acumulado un desmedido poder ideológico y político —sobre las personas, la sociedad y los Estados— con el que manipulan la opinión pública y hasta una de ellas se da el lujo de censurar a quien le da la gana, es un deber ineludible desplegar la defensa de los intereses propios de la clase obrera y el pueblo frente a los ataques de adentro y de afuera. Como en el caso de las armas en la guerra, los algoritmos son importantes en el campo tecnológico —y también en la guerra—, pero el factor humano, su teoría y práctica, es lo decisivo. El factor decisivo es el hombre, y no las cosas. Servir a la clase y al pueblo, la defensa de sus intereses de clase, fue el horizonte que se propuso Ediciones Bandera Roja al reafirmarse, a fines de 1993, en la tarea de persistir en su contribución a que se tome cada vez más conciencia de clase; coadyuvar a la forja y desarrollo de esa conciencia de clase como necesidad urgente ante la situación generada por la capitulación y traición de quienes ejercían la Jefatura y la dirección del PCP al proletariado y a las masas a nivel nacional e internacional; a la ideología de la clase obrera, a la revolución peruana y a la guerra popular. Así, recorriendo diferentes etapas y medios, es que llegamos al punto en que nos encontramos hoy. En nuestra web actual, hemos vuelto a poner al alcance del pueblo un centenar de libros que contienen las enseñanzas de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao.

El marxismo, como Lenin dijo,

es el sistema de las concepciones y de la doctrina de Marx. Éste continúa y corona genialmente las 3 principales corrientes ideológicas del Siglo XIX, que pertenecen a los 3 países más avanzados de la humanidad: la filosofía clásica alemana, la economía política clásica inglesa y el socialismo francés, vinculado a las doctrinas revolucionarias francesas en general. La admirable coherencia y la integridad de sus concepciones — cualidades reconocidas incluso por sus adversarios—, que constituyen en su conjunto el materialismo y el socialismo científicos contemporáneos como teoría y programa del movimiento obrero de todos los países civilizados del mundo..

. [Carlos Marx, 1914.] 

Nos reafirmamos en 2 puntos claves, indisolubles y concomitantes: 1) El leninismo es el marxismo de la época del imperialismo y de la revolución proletaria; o, más exactamente, el leninismo es la teoría y la táctica de la revolución proletaria en general, la teoría y la táctica de la dictadura del proletariado en particular; y, 2) No se puede ser marxista sin ser leninista; no se puede ser marxista-leninista sin ser maoísta y, por tanto, no se puede ser marxistaleninista-maoísta, es decir maoísta, si no se toman en cuenta las enseñanzas de Mao; en otras palabras, ser marxista hoy es ser marxista-leninista-maoísta, principalmente maoísta; de otra manera, no podríamos ser comunistas verdaderos. El maoísmo es nueva, tercera y superior etapa, la más alta del marxismo, y bandera principal de la revolución mundial; es válido y vigente para los comunistas, para el proletariado y para los pueblos del mundo.

También presentamos las obras de José Carlos Mariátegui para, del mismo modo, tomar conciencia y comprender mejor el pensamiento de Mariátegui como expresión política de la clase obrera peruana. Y los documentos del PCP, que se dieron a conocer entre 1968 y 1992, para comprender el desarrollo del pensamiento de Mariátegui y su plasmación como ideología del proletariado peruano en cuanto aplicación del marxismo-leninismo-maoísmo a la revolución peruana.

Asimismo, presentamos algunos esquemas de estudio que podrían ser útiles para encarnar y aplicar la ideología del proletariado; esa gran creación de Marx, es la concepción, es la ideología científica que, por vez primera, dotó al proletariado y a los pueblos del mundo de un instrumento, teórico y práctico, para transformar el mundo. La ideología del proletariado no es un simple método de interpretación de la realidad; es la única ideología, la única concepción científica, que permite al proletariado y al pueblo hacer la revolución, asaltar los cielos con fusiles, conquistar las más altas cumbres y transformar el mundo para llegar, a través de la revolución proletaria mundial, a la insustituible meta: el comunismo.

Además, recordamos y tenemos muy en cuenta lo dicho por Lenin:

Precisamente porque el marxismo no es un dogma muerto, no es una doctrina acabada, terminada, inmutable, sino un guía vivo para la acción, no podía por menos de reflejar en sí el cambio asombrosamente brusco de las condiciones de la vida social. El reflejo de ese cambio ha sido una profunda disgregación, la dispersión, vacilaciones de todo género, en una palabra, una crisis interna sumamente grave del marxismo. La resistencia decidida a esa disgregación, la lucha resuelta y tenaz en pro de los fundamentos del marxismo se ha puesto de nuevo a la orden del día.
                                                                                                           [La cursiva es del original.]
           [Acerca de algunas particularidades del desarrollo histórico del marxismo, 1910.]

Por otro lado, presentamos otros documentos que podrían ayudar a comprender mejor el capitalismo burocrático, el carácter de nuestra sociedad y las tareas que se derivan de la situación actual. Destaquemos 3 de ellos:
– Citas sobre el capitalismo burocrático en las obras de Mao Tsetung (2011);
– Sobre el carácter de la sociedad peruana (mayo de 2019); y,
– El capitalismo burocrático en el Perú del Siglo XXI (diciembre de 2019).

Estas obras se encuentran dentro del marco del combate y desenmascaramiento contra el revisionismo en general, y, en particular, contra el guzmanismo, que sostiene que

… después de 3 décadas, la sociedad peruana y el carácter de la revolución han cambiado. El Perú ha devenido sociedad capitalista, dependiente del imperialismo con rezagos semifeudales…
                  [Viven y combaten en nosotros luchando por la revolución socialista, junio de 2021.]

(…)

Ediciones Bandera Roja
1 de agosto de 2021

Doc en PDF (275  págs. en A5) 

Compilación de textos
Compilación de textos
■ Elecciones generales del Perú, 2021. Segunda y última vuelta de tuerca.

■ Elecciones generales del Perú, 2021. Segunda y última vuelta de tuerca.

  ELECCIONES GENERALES DEL PERÚ, 2021
Segunda y última vuelta de tuerca

 

“A los oprimidos se les autoriza para decidir una vez
cada varios años qué miembros de la clase opresora
han de representarlos y aplastarlos en el Parlamento.”
Marx

Durante los últimos meses, en medio de una caótica y corrupta gestión de la pandemia del covid-19 —bajo la que padecen, principalmente, los más pobres y colocó al país en el primer puesto por la mayor tasa de mortalidad del mundo—, hemos acudido a la más tremebunda representación de la realidad en medio del circo electoral.

El vil espectáculo desarrollado por los dueños del Perú, a través de la prensa escrita, la televisión, radio, redes sociales, los Vargas Llosa y otros medios de propaganda y comunicación audiovisual que propalaron con enajenado arrebato un terruqueo transversal y multisectorial, atosigó la atmósfera política de un país gobernado por una clase moralmente diezmada que llevó el despropósito al extremo de promover la cobarde e inmisericorde matanza que costó la vida a 16 personas en el poblado de San Miguel del Ene, Vizcatán, zona ubicada en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro —más conocido como Vraem—; un premeditado asesinato para sembrar zozobra y llevar agua al molino de Keiko Fujimori —hija de uno de los más grandes genocidas de nuestra historia— en detrimento del neovelasquista Pedro Castillo; este crimen de lesa humanidad hizo aflorar el vivo recuerdo de la impunidad e insania con que operaron las llamadas fuerzas del orden del Estado peruano, las mesnadas y rondas campesinas durante el genocidio que desataron en las décadas del 80 y 90 para combatir a las masas populares y la guerra popular.

Las clases dominantes y sus secuaces, encaramados en una variopinta constelación de antros a los que denominan Partidos Políticos, se enzarzaron en una aguda contienda por presentarse, en medio de reacomodos, como los mejores defensores de la democracia; es decir, de los intereses del imperialismo yanqui, de los intereses de otras grandes potencias y de sus propios intereses familiares o de clan, y, claro, también se presentaron como honorables, virtuosos y victoriosos pacificadores en la historia de memoria reciente y en la por venir.

Dentro de este escenario, como alegórica comparsa, desfilaron encallecidos peregrinos del oportunismo electorero; propugnadores y defensores del cretinismo Parlamentario y la legalidad burguesa. Estos figurones y mascarones de proa del carnaval electorero han vilipendiado la consciencia del pueblo y su camino.

La negación del principio marxista de combatir la nefasta legalidad, movilizando a la masa de abajo, se puede constatar en la política trazada por el revisionismo guzmanista ante el reciente proceso electoral que, dejando a la deriva a sus propios simpatizantes, se dedicaron a la defensa virtual de sus presos políticos; y, en el colmo de la desfachatez, entre rastreros bamboleos e indefiniciones oportunistas, optaron, en la primera vuelta[*] de las elecciones, sin mayor explicación ni fundamento ideológico-político, por el supuesto “voto de rechazo”, por el “voto nulo o voto en blanco”, dejando al descubierto su capitulación y lo falaz de la llamada “nueva estrategia, nueva línea política general, nueva política general, nueva táctica, nuevo trabajo de construcción, nuevo trabajo de masas” y otras tapaderas revisionistas.

Estos serviles y furibundos vendedores de cachivaches, que además se presentan como auténticos promotores de la democratización de la sociedad peruana, hablan como si hasta el presente casi nada hubiera pasado en nuestra historia republicana; salvo, claro, la historia escrita de puño y letra por Abimael Guzmán. Y, como enseña Lenin, ése es un verdadero peligro, el eclecticismo, incluyendo el doctoral, presentado como dialéctica, engaña más fácilmente a las masas; les da una aparente satisfacción, parece tener en cuenta todos los aspectos del proceso, todas las tendencias del desarrollo, todas las influencias contradictorias y otras cosas más, pero en realidad no da ninguna noción completa y revolucionaria del proceso del desarrollo social.

Dentro de este marco, veamos el sendero oportunista trazado por el guzmanismo. Esgrimiendo sus consignas-lineamientos, a pocos días de las elecciones, a inicios de abril de 2021, el Movadef propaló el siguiente plan:

¡VOTO NULO O VOTO EN BLANCO, VOTO DE RECHAZO!
Nuestra posición frente a la primera vuelta electoral es que no hay quien represente en forma consecuente las posiciones del pueblo, una prueba es que ninguno se ha pronunciado contra el vil atropello del caso Olimpo.
Por ello convocamos: A VOTAR NULO O EN BLANCO como voto de rechazo contra el abandono estatal al pueblo, contra la persecución política y por Nueva Constitución y Asamblea Constituyente.
[…]
                                                                 [La subraya y negrita es nuestra; la mayúscula y cursiva, es del original.]

 

Concluida lo que sería la primera vuelta, pletóricos de entusiasmo, hicieron balance:

¡ÉSTA ES LA REALIDAD DE NUESTRA PATRIA EN EL BICENTENARIO!
[…]
ELECCIONES CON UN AUSENTISMO DEL 29.3 %, SIETE MILLONES DE PERUANOS QUE NO FUERON A VOTAR ELECCIONES DONDE EL GANADOR FUE EL VOTO BLANCO Y NULO CON 17.7 %, SEGUNDO CASTILLO CON 15.7 %, TERCERO FUJIMORI CON 11.0 % DEL TOTAL, SÓLO UNO DE CADA 10 ELECTORES HÁBILES VOTÓ POR CASTILLO ¡ÉSA ES LA DEMOCRACIA BURGUESA!
¡SE HA EXPRESADO EL VOTO DE RECHAZO CONTRA EL ABANDONO ESTATAL, CONTRA LA PERSECUCIÓN POLÍTICA Y POR NUEVA CONSTITUCIÓN CON ASAMBLEA CONSTITUYENTE!
¡FRENTE A LA CRISIS GENERAL DEL SISTEMA CAPITALISTA, SU FALSA DEMOCRACIA Y DESCOMPOSICIÓN DE SU ESTADO: RUMBO AL SOCIALISMO!
                                                                                                                           [La mayúscula y cursiva es del original.]

 

Tras largas semanas de errar a la deriva, para la segunda vuelta, el Movadef, siguiendo las tardías directivas de su capitoste y mentor, publicaron 2 artículos:

– Nos reafirmamos: ¡ABOLICIÓN DEL RÉGIMEN NEOLIBERAL!

Y
– ¡NOS OPONEMOS AL PLAN CONTRARREVOLUCIONARIO DE LA REACCIÓN PERUANA PARA SEGUIR OPRIMIENDO Y EXPLOTANDO AL PROLETARIADO Y AL PUEBLO!

Ostentando lo pernicioso que resulta el revisionismo en general y, dentro de él, el guzmanismo en particular, escribieron en el primer edicto:

El día de hoy, 19 de mayo, el diario Perú21 nos dedica su portada como parte de su campaña a favor del Fujimorismo en la segunda vuelta electoral. Señalamos, que desde que nos constituimos como organización política desde el 2009, hemos venido sosteniendo firme y decididamente planteamiento de luchar por una NUEVA CONSTITUCIÓN CON Y PARA EL PUEBLO a través de una ASAMBLEA CONSTITUYENTE, por lo que no es para nadie desconocido, mucho menos “clandestino” este planteamiento, hoy vuelto clamor popular,
[…]
Y ESTO IMPLICA OPOSICIÓN A SU NEFASTO NEOLIBERALISMO, establecido por el padre de la Señora K.
¡NEOLIBERALISMO QUE YA FRACASÓ!
[…]
Nos oponemos y denunciamos la vil explotación y opresión a la que viene siendo sometido nuestro pueblo tras 30 años de neoliberalismo, por eso su descontento, por eso su rechazo al Fujimorismo, aunque le duela y le arda a Peru21 y a la señora K.
[…]
La democracia burguesa que sirve para que la gran burguesía peruana, corrupta y explotadora, se siga enriqueciendo a costa de la mayor extracción de plusvalía del proletariado y pueblo peruano durante estos últimos 30 años; los muy hipócritas dicen que hubo crecimiento,

¡sí que lo hubo!

Pero para un pequeño puñadito de ricachones, no para el pueblo, es pues una FARSA DE DEMOCRACIA lo que hoy vivimos.

Dejamos claro, que el proletariado y el pueblo peruano tiene derecho a luchar por la recuperación, defensa y restitución de sus derechos fundamentales arrancados por 30 años de fracasado neoliberalismo sin que se lo estigmatice, persiga o encarcele; tiene derecho a oponerse al neoliberalismo que mata de hambre y miseria pidiendo Nueva Constitución; tiene derecho a luchar por un mundo de armonía y libertad; y, tiene a derecho a participar en la vida política poniendo a sus mejores representantes en el poder, en una Asamblea constituyente que establezca una nueva carta magna donde se restablezcan y queden estampadas sus demandas.

[Se reproduce, tal cual, el formato y la redacción original; sólo la subraya y negrita es nuestra.]

En el segundo pregón garabatean:

(…)

__________

[*] Para mayor información consúltese: Perú, elecciones 2021 – El papel del cretinismo Parlamentario, sembrar ilusiones y cosechar descalabros y ¡Viva el 1° de mayo!
https://edicionesbandera.com/blog/

Doc en PDF (31 págs. en A5)

Elecciones generales del Perú, 2021. Segunda y última vuelta de tuerca.
Elecciones generales del Perú, 2021. Segunda y última vuelta de tuerca.
■ A los peruanos desmemoriados

■ A los peruanos desmemoriados

   A los peruanos desmemoriados

 

Nuestra posición sobre la llamada Comisión de la Verdad y Reconciliación es conocida. Su creación sirvió, fundamentalmente, para echar lodo sobre el Partido Comunista del Perú y la guerra popular; y para justificar y encubrir un sinnúmero de asesinatos como, por ejemplo, los cometidos por el grupo “Colina”.

La experiencia internacional ha demostrado, una y 1,000 veces, el papel poco productivo de este tipo de Comisiones. Estúdiense casos similares, como el de África de Mandela; o, para no ir tan lejos, recuérdese lo sucedido con la denuncia contra el criminal de guerra Alan García, quien tuvo una inmensa deuda de sangre con el Partido y el pueblo peruano; la denuncia contra él y el Consejo de Ministros de su Gobierno por el asesinato de más de 300 prisioneros de guerra y presos políticos, en 3 penales el 86, fue archivada; y a pesar de que el caso fue reabierto a causa de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, no pasó nada de nada. Luego, por corrupto, se suicidó, se llevó al infierno las denuncias y se libró del juicio popular.

Como se puede ver, en las instituciones democráticas una mano lava la otra; esas Comisiones sólo sirven para expiar culpas y tapar crímenes. Mírese donde se quiera, la historia se repite una y más veces, la diferencia radica en que unas veces se repite como tragedia y otras como comedia.

Sobre los tan cacareados acuerdos de paz y otras reconciliaciones, mírese, entre otros muchos ejemplos, lo que ocurre en Colombia y lígueselo al viejísimo plan Colombia o, en nuestra historia reciente, véase el plan Nuevos Horizontes, entre otras jugarretas del imperialismo yanqui que aún se pasea ufano por el mundo fungiendo de gran gendarme.

Uno de los ejemplos más patéticos que ilustra la función cumplida por la CVR, es el caso de Uchuraccay. Para investigar el despiadado asesinato de 8 hombres de prensa, su guía y un comunero, se formó una Comisión Investigadora presidida por Mario Vargas Llosa cuyo Informe Final fue un panfleto que encubre y exculpa desenfrenadamente la responsabilidad del Gobierno y de las Fuerzas Armadas y justificó la matanza atribuyéndola a la ignorancia y atraso milenario de los campesinos; y el Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación también avaló la matanza al sostener que los asesinos confundieron a las víctimas con terroristas y, de modo espontáneo, los mataron, en medio de una gresca, a pedradas y cuchillazos, como parte del derecho de los campesinos a la autodefensa… aunque, muy tímidamente, y como actuación excepcional u ocasional, señala que algunos de los llamados Comités de Autodefensa fueron más allá de las tareas de autodefensa y resultaron responsables
de crímenes que deberían ser sancionados.

Lo que algunos peruanos, al elegir a Keiko Fujimori como el mal menor, han olvidado es que, durante los años del conflicto armado, se desarrolló algo que debe ser llamarlo por su nombre y apellido: Terrorismo de Estado; una acción concertada y sistemática avalada y promovida por quienes fungieron de Presidentes de la República: Fernando Belaúnde Terry, Alan García y Alberto Fujimori Fujimori, padre de la patibularia Keiko.

Cabe destacar que muchos peruanos han olvidado, o simplemente ignoran, que Belaúnde celebró, públicamente, una larga serie de asesinatos de sospechosos como los perpetrados por gamonalillos en las alturas de Huanta y otros lugares.

La llamada Comisión de la Verdad y Reconciliación afirmó haber registrado —entre 1980 y 2000—, 538 casos de violación sexual a mujeres y 11 casos de violación sexual a varones; y, señaló que los años de mayor ultraje fueron entre 1983 y 1992; período regido por los 3 criminales de guerra arriba mencionados. Sobre las responsabilidades, dicen que 449 violaciones fueron cometidas por las Fuerzas Amadas, las Policiales, los comités de autodefensa y los paramilitares; al Partido Comunista del Perú se le imputan 61 violaciones; 8 al MRTA y 20 no saben a quién corresponde. De ser ciertas tales cifras y si se hace un simple cálculo, el resultado es que el 83% de las violaciones fueron cometidas por las llamadas fuerzas del orden supuestamente encargadas de garantizar y proteger la seguridad ciudadana. Sin embargo, las cifras atribuidas a las fuerzas del orden y sus mesnadas, no son más que un pálido reflejo de la realidad; las violaciones se pueden contar por miles.

Detrás de Alberto Fujimori, como asesor principal, estuvo el Instituto Libertad y Democracia dirigido por Hernando de Soto, quien también prestó gratos servicios a Alan García; este individuo, hoy ex candidato a Presidente, copando posiciones estatales, económicas y diplomáticas, fue quien elaboró la llamada doctrina Fujimori; reflejada, por ejemplo, en el conocido decreto sobre la Autoridad Autónoma de Desarrollo Alternativo, una fuente legislativa en contra de la propia democracia burguesa que planteaba la democracia integral con participación ciudadana y cuyo objetivo fue la corporativista incorporación de las masas a sus planes. De Soto, una vez más, está presto a asesorar al mejor postor.

Pues bien, a pesar de la sesgada opinión de la CVR, como expresión unilateral del Estado y sus agentes represivos, es posible encontrar testimonios reales que trascienden más allá del objetivo de la Comisión y nos revelan la esencia de la reacción y, en especial, lo pernicioso que será el triunfalismo del fujimorismo.

El atento lector tiene la palabra.

Ediciones Bandera Roja
Lunes 7 de junio de 2021

 

 

COMISIÓN DE LA VERDAD Y RECONCILIACIÓN
—INFORME FINAL—
[Extractos]

Doc en PDF (25 págs. en A5)

A los peruanos desmemoriados
A los peruanos desmemoriados
■ Condena y repudio

■ Condena y repudio

Condena y repudio

 

Expresamos nuestra condena y repudio al cobarde e inmisericorde asesinato de casi una veintena de personas en el poblado de San Miguel del Ene, Vizcatán, zona del Vraem —Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro—; este premeditado crimen de lesa humanidad hace aflorar, una vez más, el vivo recuerdo de la impunidad e insania con que operaron las llamadas fuerzas del orden del Estado Peruano, las mesnadas y rondas campesinas durante el genocidio que desataron en las décadas del 80 y 90 para combatir a las masas populares y la guerra popular.

Con la misma convicción y vehemencia condenamos y repudiamos el uso que se hace del nombre del Partido Comunista del Perú, con ostensible intención electorera, para atribuirle la responsabilidad de los hechos y la publicación de una hedionda y ridícula hoja impresa cuyo contenido pretende sembrar zozobra y llevar agua al molino de Keiko Fujimori —hija de uno de los más grandes genocidas de nuestra historia— en detrimento del neovelasquista Pedro Castillo.

No menos repudiable es el accionar de la militarizada banda del Vraem —grupúsculo revisionista que suplanta la política proletaria por una política burguesa, rinde culto a las armas y rechaza el prolongado y sistemático trabajo político entre las masas— que, usurpando el nombre del Partido Comunista del Perú, cultiva el espontaneísmo para desarrollar acciones militaristas sin considerar las condiciones políticas y el deseo subjetivo de las masas y, actuando por sobre la conciencia de ellas, cometen fechorías para promover y solventar el caciquismo más prepotente.

Sean quienes fueren los autores, la intencionalidad política está claramente definida y, dentro del circo electoral, apunta a dirimir el resultado final.

Quede expresada nuestra condolencia y solidaridad con los familiares de este cobarde y brutal asesinato.

 

Ediciones Bandera Roja
25 de mayo de 2021

■ PERÚ, ELECCIONES 2021

■ PERÚ, ELECCIONES 2021

   PERÚ, ELECCIONES 2021

El papel del cretinismo parlamentario[1]
sembrar ilusiones y cosechar descalabros

 

“A los oprimidos se les autoriza para decidir una vez
cada varios años qué miembros de la clase opresora
han de representarlos y aplastarlos en el Parlamento.”
Marx

Hemos asistido a la primera vuelta del circo electoral[*] peruano donde, al mejor estilo buhonero, se ofrecieron un sinnúmero de emplastos y estrafalarias promesas, tanto en torno al desarrollo económico como a la gestión del caos provocado a todo nivel por la pandemia del covid-19, que, como siempre, quedarán muy alejadas de la realidad. La inesperada, sorpresiva y relativa victoria de Pedro Castillo —aupado con el apoyo consciente de revisionistas, oportunistas y otros cretinos Constitucionalistas que arrastran al pueblo tras ilusiones Constitucionalistas—, seguido por Keiko Fujimori, procesada por corrupción e hija del genocida Alberto Fujimori, deja mucho que decir antes de pasar a la segunda vuelta; pero, a su vez, muestra la indolencia y la polarización de la semifeudal y semicolonial sociedad peruana; y ni qué decir sobre la manifiesta debilidad de la antorcha que ilumina el camino del pueblo desde la posición del proletariado.

La pugna, entre los 2 candidatos “vencedores”, por quién sirve mejor a la gran burguesía o una de sus facciones, a la burocrática o a la compradora, se verá con mayor nitidez de aquí a junio, mes de la segunda vuelta; y el perfil del que salga electo, se irá definiendo entre el final de la segunda vuelta y los 100 primeros días de mandato. La última palabra aún no está dicha. 

Durante la campaña electoral, en nuestra opinión, desfiló un conglomerado heterogéneo de aspirantes a obsecuente lacayo que se mostraron, unos, como defensores de los intereses de toda la gran burguesía, como De Soto y Lescano[2], por ejemplo; otros, como defensores exclusivos de una de las facciones de la gran burguesía, por ejemplo: Fujimori, de la burocrática y Forsyth, de la compradora; y otros, los de más allá, como defensores de los intereses de la gran burguesía, de la burguesía media y hasta del pueblo, como Verónica Mendoza y Pedro Castillo. Pero, reiteramos, todas estas tendencias, dentro de la colusión y pugna entre las clases explotadoras, son cambiantes, movedizas y comprables.

Hay que esperar a que se calmen las aguas de la pugna y se entre al relativo remanso de la colusión para ver quién hace qué y a quién representa, tanto en la Presidencia como en el Congreso de la República; por el momento, ninguno de los programas, si es que alguien tuviese uno definido, satisface a los reaccionarios del Perú.

Los desafíos generados por la nueva reestructuración del Estado peruano causan vacilaciones y complicidades entre los candidatos a la Presidencia, a la Vicepresidencia, al Congreso y a otros cargos administrativos. En todo caso, lo que está en juego, si es que los dueños del Perú han aprendido la lección, es la combinación del uso del Poder del Estado, y sus medios económicos como palanca económica, con el Poder del sector privado; lo que a la larga, evidentemente, provocará una nueva ronda de pugna y desequilibrio dentro del proceso de adaptación a los planes globales del imperialismo y el reacomodo de fuerzas en las zonas de influencia; es decir, la rastrera sujeción a uno o más de los bloques imperialistas: EEUU y sus aliados; Europa —en especial Alemania y Francia— y sus aliados, con sus intereses particulares y arañando algo de soltura en sus amoríos con el imperialismo yanqui; y estos 2 bloques, coligados contra el poderoso y desafiante bloque conformado por China, Rusia y sus aliados. He ahí las superpotencias y las grandes potencias imperialistas sobre el tablero de ajedrez en disputa por un mundo multipolar.

¿Y la revolución y el Tercer Mundo? Constreñidos bajo la influencia del revisionismo que generó partidos obreros burgueses basados en la aristocracia obrera, en la burocracia sindical y en el cretinismo parlamentario que se amoldaron al orden.

Así, la perspectiva y tendencia del camino reaccionario es, más o menos, previsible y, salvo salidas de regla o patadas al tablero dadas por Biden, Xi o Putin, nada espectacular nos espera en el futuro inmediato. Sanciones de ida y vuelta; alarmas y desplazamientos por aire, mar y tierra; bloqueos y hackeos; misiles van y vienen; ataque y repliegue; etcétera, están obligados a incrementar un poco más de lo mismo dentro del inexorable camino de reemplazo de una superpotencia imperialista mundial hegemónica por otra.

Dentro de este marco de referencia, nuestra atención se centra hoy en el papel del guzmanismo y su cretinismo parlamentario. 

¿Por qué?

Porque sembrar cretinismo parlamentario es, en síntesis, querer llevar al pueblo por la vieja senda electorera del oportunismo y del revisionismo; porque sembrar cretinismo parlamentario atiza el oportunismo y cosecha desilusiones en el seno del pueblo; porque el cretinismo parlamentario es contrarrevolucionario; porque hay que desenmascararlo y combatirlo.

Veamos

El revisionismo guzmanista, en “¡Asumir y combatir por la nueva gran decisión y definición!”, octubre de 1993, afirmó:

2) El capitalismo burocrático sienta bases y se viabiliza.
[…]
Se ve carencia de capitales, es un problema mundial, hay mucha demanda de capitales, es insuficiente en el mundo y acá no hay inversión; la agricultura de la Costa se orienta a la exportación; por esto están dándose leyes como la ley de empresas comunales y cajas rurales en la Costa, también es pues más fácil para los bancos invertir ahí no así en la Sierra, ésa es la razón de las empresas multicomunales cuyo objetivo es llevar capitalismo burocrático al campo, apuntan a desenvolver el agro y usan planteamientos que vienen de los años 60 ó 70. ¿De qué otras formas garantizan esas pocas inversiones?

Esas empresas multicomunales abarcan hasta una provincia, ¡ojo!, y chocan con el neoliberalismo que tratan de imponer, y ligado a lo que Velasco planteó, sólo que ahora con inversión más alta de capitales. Esto es para que su camino se viabilice. ¿Quién va a manejar esa base económica? Debemos ver también la parte política de esas empresas, van a actuar las rondas creadas por ellos, por las FFAA, son la base política sobre la cual se va a sustentar la reestructuración estatal, son los que van a garantizar su acción para dar estabilidad al camino burocrático porque es una fuerza activa organizada en el campo, es sustento de su proceso tal cual lo hacen hoy en su guerra contrasubversiva, darán sustento al Estado en el campo y por tanto control político, serán neogamonalillos (analizarlo, partir del proceso histórico del Estado peruano, el Estado los va a usar y es las FFAA quien los controla y orienta, verlo ligado al proceso de reimpulso del capitalismo burocrático atado al imperialismo o lo que se llama la reinserción esto dentro del sistema imperialista). [La cursiva y subraya es nuestra.]

Lo que parecía ser un análisis más o menos adecuado sobre la situación política de entonces no fue más que un pretexto para desarrollar una línea capituladora y revisionista que se escudó en la llamada viabilización del capitalismo burocrático.

En el mismo documento se lee:

En cuanto a la reestructuración del Estado, dijimos que el proceso necesario era el fortalecimiento del Ejecutivo; cuando la Constituyente del 79, la volvimos a analizar y la calificamos de “híbrida”, de no satisfacer a tirios ni a troyanos y que sería fuente de contiendas futuras entre facciones que requeriría una nueva Constitución. [La subraya es nuestra.]

Sin embargo, en ¡Luchar por la solución política a los problemas derivados de la guerra!, 3 de diciembre de 2000, se lee:
(…)

Doc en PDF (27 págs. en A5)

PERÚ, ELECCIONES 2021
PERÚ, ELECCIONES 2021